lunes 03 de agosto de 2020 - Edición Nº2990
Noticias de la Aldea » CABA » 8 may

Actualidad

Violencia de género en tiempos de coronavirus

Las herramientas que se utilizan hoy son remedios viejos que han probado no tener eficiencia para abordar un problema que persiste incluso desde antes de la pandemia.


Por:
NdLA

Si hay algo que visibilizó el Covid 19 en la Argentina es un aumento exponencial de la violencia de género en sus distintos tipos y modalidades y que las políticas que deben implementarse en la actualidad no pueden ser las mismas que fueron utilizadas antes de la pandemia porque “si fracasaron en el pasado no podrían nunca ser exitosas en un contexto como el actual, enfatizó Bárbara Bonelli, Defensora Adjunta del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. A su vez, señaló que prueba de que estas herramientas son “añejas” es el aumento que hubo del 40 por ciento en las llamadas a la línea de atención, contención y asesoramiento a mujeres que atraviesan violencia de género, la Línea 144, un 30% en la línea 137 de atención a víctimas de violencia familiar y un 25% en las denuncias ingresadas al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires.
En el mismo sentido, Bonelli, señaló que a partir de datos surgidos de la ONG La Casa del Encuentro desde que comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio hubo treinta ocho femicidios en el país y que lo más dramático es que diez de esas víctimas ya habían realizado denuncias por violencia de género y “que como ocurría antes del COVID también, ello no logró salvar sus vidas”. También, detalló que el sesenta y tres por ciento de las muertes ocurridas durante la cuarentena, fueron cometidos por la pareja o por una ex pareja de la víctima y que, además, que varió la forma en que los victimarios atacan a sus víctimas: ahora la mayoría de los femicidios son cometidos a golpes en lugar de utilizar armas de fuego.
La Defensora está convencida que el objetivo del aislamiento obligatorio tuvo la intención de favorecer a todos por igual, pero que una consecuencia directa que no fue abordada, es que dejó a miles de mujeres obligadas a quedarse aisladas con sus agresores las 24 horas, y por ende, su casa, “se convirtió en el lugar más inseguro del planeta” y recordó un informe elaborado por la línea 144 destinada a contención para las mujeres y en el que dice que más del 80 por ciento de los casos de violencia de género son de índole de violencia doméstica.
Bonelli evidenció aún más la necesidad de reforzar políticas públicas con perspectiva de género y planteó que es necesario reforzar en términos de difusión, la información de que salir a denunciar no implica violar la cuarentena y no requiere de ningún permiso especial. En el mismo sentido, admitió la existencia de cierta incertidumbre luego de realizar la denuncia y que esto puede generar cierta inseguridad y que entonces las mujeres no se animen a denunciar al agresor. “Debe garantizarse no sólo la información sobre cómo hacer la denuncia sino también la contención y las garantías del día después de la denuncia, que la mujer sepa que podrá continuar con su vida en algún lugar, que tendrá donde quedarse, que podrá trabajar e inclusive estar con sus hijos/as si los tuviera”.
Finalmente, la Defensora se refirió que en el contexto actual “todas las denuncias deben ser tratadas con urgencia, dado que lo que está en juego es “la vida de mujeres y niñas”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES