martes 22 de octubre de 2019 - Edición Nº2704
Noticias de la Aldea » INFORMACIÓN GENERAL » 22 ene

Violencia de género

Una víctima de violencia de género habló sobre el botón antipánico: "Es inútil"

Marina Benitez Demtschenko relató que el sistema que le dieron es "obsoleto e inútil" ya que no tiene GPS y requiere que la víctima envíe un mensaje de texto con su ubicación y una explicación del nivel de peligro al que se enfrenta, si no está en su casa.


Por:
NdLA

A raíz del caso de Carla Soggiu, la mujer que estaba desaparecida luego de haber activado dos veces el botón antipánico y apareció ahogada en el riachuelo, la abogada Marina Benítez Demtschenko - especialista en derecho informático con perspectiva de género y presidenta de la Fundación Activismo Feminista Digital- habló con minutouno.com sobre las deficiencias del sistema y contó su experiencia.

Marina tiene el botón antipánico desde 2016. Se lo dieron como medida de protección de su ex pareja Sebastián Horacio Masi, quien durante un año se hizo pasar por ella en redes sociales, viralizó sus fotos íntimas y la acosó. Tuvieron que pasar cuatro situaciones en que su ex desobedeció la perimetral que tenía -en una llegó hasta destrozarle el auto- para que se lo dieran.

El botón de Marina no es un dispositivo físico sino de un software que fue instalado en su celular que sincroniza su linea con la red antipánico de la ciudad de La Plata, en donde vive."No tiene geolocalización y no es fácil de activarlo. Acrecienta mucho la sensación de desprotección", contó.

¿CÓMO FUNCIONA EL BOTÓN ANTIPÁNICO?
El dispositivo tiene dos vertientes: la llamada por teléfono que sirve como una alarma para que un patrullero se dirija al domicilio de la víctima y, por otro lado, un mensaje de texto que se usa cuando el ataque no es en la calle. En éste, la víctima debe especificar no sólo la localización exacta en dónde está sino la razón por la cual estás solicitando ese auxilio.

"Necesitas un lucidez y unos cuantos minutos para hacerlo. Muchas veces en la desesperación no te podés ubicar, y no tenés tiempo para redactar el mensaje porque estás en una situación de riesgo", aseguró la abogada. Es imprescindible también tener batería, crédito y señal en el teléfono.

Si el mensaje no está completo, el patrullero no llega: "Si no mandás la ubicación no van. Si faltan datos no te llaman para ver dónde estás. Vos tenés que articular el dispositivo tal y como te lo plantean, sino no van".

Otra de las deficiencias que tiene el sistema para Marina es que no le manifiesta a quien está en peligro que el pedido de ayuda se recibió. "Muchas veces necesitás una respuesta, inclusive una contención del otro lado, que se podría saldar con una luz o con un ruido para que sepas que el alerta llegó", dijo.

Distinta jurisdicción, distinto tipo de botón antipánico
La especialista en derecho informático contó que existen distintos tipos de dispositivos que varían según la jurisdicción: "depende de los presupuestos que se maneja para implementar políticas públicas contra la violencia hacia las mujeres". Sólo la Cuidad de Buenos Aires, San Luis y Córdoba tienen botones con geolocalización.

"Un dispositivo medianamente eficiente sale 150 dolares. Hay una diferencia abismal con lo que destina hoy el Estado a la mujer para resolver esta problemática", explicó.

Fuente: Minuto uno por Laura Guarinoni

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES