lunes 20 de agosto de 2018 - Edición Nº2276
Noticias de la Aldea » INFORMACIÓN GENERAL » 31 jul

Tiene antecedentes

Detuvieron a un hombre sospechado de balear a la policía Lourdes Espíndola

La Policía Bonaerense detuvo en Ituzaingó a un hombre de 37 años, con antecedentes penales, acusado de ser uno de los delincuentes que baleó a la agente Lourdes Espíndola este domingo, en esa localidad del oeste de la Provincia, produciéndole muerte cerebral.


Por:
NdLA

Fernando Altamirano, esposo de Lourdes pidió que a los uniformados "no los sigan matando como perros" y remarcó que el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, "es un desubicado que solo vino a bardear". Altamirano, de 34 años, también pidió que "se haga justicia": "Quiero que (el asesino) me diga por qué hizo eso y que lo pague", afirmó.

"Quiero que esto no quede así no más, que todos mis compañeros tengan seguridad, que no salgamos a la calle y nos maten como perro. No se puede vivir así, las autoridades no nos escuchan", expresó el joven, al igual que su esposa, integrante de la Policía Bonaerense.

Asimismo, confirmó que el jefe de la fuerza, el comisario general Perroni, lo increpó y le pidió que se comportara "como un hombrecito" al visitar este domingo el Hospital Posadas, donde se encontraba internada la joven.

"Yo lo único que le dije es ´¿Así es como cuida su personal?´ y saltó prepotente diciendo ´¿Qué te pasa, pibe?´. Después me acerqué para pedirle disculpas y le quise entregar mi credencial; no me la quiso agarrar y me dijo que me comportara como un hombrecito", relató en declaraciones a Radio La Red y al programa "Nosotros a la Mañana" por El Trece.

En ese sentido, Altamirano sostuvo que "nadie se acercó al hospital", salvo el jefe de la Policía Bonaerense, aunque en ese aspecto aclaró: "Perroni no vino a contener a nuestra familia, solo vino a bardearme".

Con voz entrecortada y fuerte carga emocional mientras que ya daba a su esposa de 25 años como fallecida, el policía sostuvo que ella "desde el cielo" le pide que no se quede de brazos cruzados.

"Quiero que esto haga ruido, que no nos abandonen, la gorda desde arriba me está diciendo que no me quede de brazos cruzados. Voy a luchar por que tengan los compañeros un buen sueldo. Nos prometieron cosas y no lo cumplieron", expresó.

El agente reiteró que vivía con los adicionales porque tanto el sueldo propio como el de su esposa estaba comprometido en mutuales por créditos con los que estaban pagando un terreno, para "darle un futuro" a sus hijos.

"Con la gorda laburábamos 24 horas al día, viajamos tres horas, no tenemos autos. Nos manteníamos con los adicionales. Gano 1.700 pesos por 12 horas de adicionales", contó.

De acuerdo con el relato de testigos se logró identificar al autor del disparo contra la joven policía y al rodado en el que se trasladaron al escapar del lugar, aunque evitaron difundir los datos para continuar con la investigación que permita poder detenerlo a él y a su cómplice.

En tanto, este lunes por la tarde, Perroni visitó a la familia de Espíndola y le anticipó al esposo a los padres, Juan y Adriana, y hermanos de Lourdes, que será ascendida post morten y la velarán con todos los honores, como habían solicitado.

Fuente: Ambito

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES