lunes 20 de noviembre de 2017 - Edición Nº2003
Noticias de la Aldea » POLÍTICA » 24 oct

Derrota de Cristina Kirchner

Cristina Kirchner, vencida por el candidato ignoto de Macri pero no derrotada

Utilizando datos de Google Trends, queda claro que Cristina fue ampliamente superada por Esteban Bullrich, pero el Peronismo y ella tienen una gran oportunidad


Por:
NdLA

Está terminada la carrera política de Cristina Fernández de Kirchner, que se aferrará a los fueros del Senado por el resto de sus días, desinflándose como Carlos Menem (quien, vale la pena recordarlo, ganó las elecciones presidenciales de 2003 frente a Néstor Kirchner)? El contundente triunfo de Cambiemos, que solidifica el poder de Mauricio Macri y le permite soñar con la reelección en 2019, ¿le dio el golpe de gracia al Kirchnerismo, finalmente fragmentando al Peronismo que ahora buscará reconvertirse en una oposición republicana e institucional?

Aunque es importante desmenuzar el resultado de las elecciones para tratar de anticipar el futuro, también vale la pena utilizar herramientas empíricas para analizar lo que pasó en los últimos días y meses. Es muy interesante usar Google Trends, una herramienta que permite visualizar el volumen de búsquedas en el buscador dominante del país, como termómetro del interés del electorado. 

En la “Madre de todas las batallas”, la Provincia de Buenos Aires, claramente CFK acaparó toda la atención, llevándose el 81% de las búsquedas en los últimos siete días. Lo más impresionante es que Esteban Bullrich quedó cuarto, con solo 5% de las búsquedas, detrás de Sergio Massa (7%) y Florencio Randazzo (6%). Cuando uno indaga un poco más, los resultados son sorprendentes: en las búsquedas relacionadas al nombre del ignoto candidato de Cambiemos que le propinó una paliza electoral a quien fuera la persona más poderosa del país en la última década figura “Patricia Bullrich”, “Esteban Bullrich Altura” y “Esteban Bullrich y Patricia Bullrich son parientes”, probablemente a modo de pregunta. Por lo menos en el buscador de Google queda claro que Bullrich y sus dotes personales no tuvieron nada que ver con su victoria. 

Macri y Cambiemos también ganaron ampliamente la batalla por atención de la web cuando los comparamos con Cristina Kirchner y Peronismo (mientras que Union Ciudadana figura como un mero error estadístico y nada más). Si tomamos los últimos doce meses, vemos que CFK comenzó a elevarse a principio de año, llegando a un primer pico en la semana posterior a las PASO y a un segundo en las elecciones del domingo, pero siempre muy por debajo de Macri y hasta siendo superada por Cambiemos como término de búsqueda. Si pasamos a los últimos siete dias, vemos una Cristina mucho mas competitiva, pero absolutamente superada por Macri y Cambiemos en la noche de la elección. 

Yendo a los números concretos del sufragio, no le terminó yendo tan mal a CFK. Allá por enero, antes que sepamos que Cristina iba a ser candidata, fuentes de la mesa chica Macri me dijeron que CFK tenía un techo de 20%-25% que consistía de un núcleo duro, y que ellos superando el tercio del electorado ganarían. Si analizamos a nivel nacional (diputados), Cambiemos llegó a 40,6% con 10,2 millones de votos, comparados con 21% (5,3 millones) para el Kirchnerismo y 13,8% (3,4 millones) para el Justicialismo. En la Provincia de Buenos Aires, fue contundente el resultado de Bullrich, con 41,4% de los votos (3,9 millones), pero también fue interesante el resultado de Cristina, quien llegó a 37,3% (3,5 millones), que contando solamente con los votos de Randazzo (casi 500.000) hubiese superado a Bullrich. 

No hace falta volver a repetir que su orgullo le jugó una mala pasada, desitiendo de competir en una interna con Randazzo que hubiese ganado ampliamente y que le permitiría negociar alianzas provinciales con la legitimidad del escudo del PJ. Fraccionado y todo, el Peronismo, que viene perdiendo votos desde las elecciones de 2011, estuvo en su promedio histórico en democracia a nivel nacional, como bien explica Cristian Riccomagno en su columna en Perfil.com

Queda claro que tanto Cristina como Macri enfrentan un cambio de paradigma. El Presidente, envalentonado, finalmente cuenta con el capital político para avanzar a paso firme con su agenda de reformas, apertura económica y endeudamiento. CFK, derrotada pero no vencida, enfrenta el doble desafío de construir alianzas con un Peronismo que la desprecia profundamente, y reconvertirse para dejar de lado su ego si en serio quiere ser algo más que una nueva encarnación de Menem, algo que para ella parece imposible.

 

fuente: perfil.com

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES