lunes 20 de noviembre de 2017 - Edición Nº2003
Noticias de la Aldea » DEPORTES » 18 oct

COPA ARGENTINA

Su torneo son las copas

Gallardo pone lo mejor con Atlanta para quedar a dos partidos del "bi" y preparar el equipo copero vs Lanus


Por:
NdLA

No es ninguna novedad: desde que Marcelo Gallardo dirige a River, siempre tuvo que tomar decisiones así. Casi todos sus torneos locales estuvieron atravesados por su especialidad: las Copas. Nacionales, internacionales. Copas, al fin y al cabo. Copas que tienen duelos mano a mano, de eliminación directa, como el que jugará esta noche frente a Atlanta en San Juan, por los cuartos de final de la Copa Argentina que ganó el año pasado. O como el que tendrá en menos de una semana frente a Lanús en el Monumental por la semifinal de ida de la Copa Libertadores, el gran objetivo del año. Tal vez así se entienda un poco más la determinación del Muñeco de haber guardado a casi todos los titulares en el partido frente a Atlético de Tucumán del domingo. Y es que ahora se viene una seguidilla copera que puede resolver lo que queda del año: Copa Argentina, Copa Libertadores y el superclásico del 5/11 con Boca en el Monumental, una especie de Copa en sí misma, también.

Aunque el tramo minado de partidos definitorios que empezará a atravesar River por estas horas y durante 19 días no parece ser el único motivo por el que el técnico ya avisó más de una vez que debe “gestionar los esfuerzos” de sus jugadores. Entre algunas ventas de súbito (Alario y Driussi), otras salidas premeditadas por decisión propia (Arzura, Domingo, Mina, Vega, Olivera, más la ida de Iván Alonso), las suspensiones por doping de Quarta y Mayada y las lesiones de Mora, Lollo y Larrondo, el plantel quedó diezmado. Tanto que de los 25 jugadores que el entrenador usó en lo que va del semestre (24 sin contar a Alario, que jugó la primera fecha de la Superliga), tres fueron pibes de la Reserva como Moya, Picazzo y Vera. Y de ese grupo, hay un tercio de futbolistas que pasan los 30 años, a los que hay que llevarlos con cuidado: Maidana y Ponzio son los casos testigo de dos que ya no se recuperan tan rápido del desgaste entre partidos y los que más sienten el trajín. Por todo eso, la decisión de MG se entiende un poco más. De hecho, el parate de este domingo por las elecciones es un oasis en el desierto para Gallardo. “Todo lo que sea descanso nos viene muy bien”, explicó la semana pasada al respecto, aunque también sabe que su River es un equipo que siempre “va tomando vuelo a medida que va jugando”. Y hoy, en San Juan, tendrá que seguir planeando en una Copa que en un principio se miraba de reojo por ya estar clasificado a la Libertadores 2018 y que ahora se aprecia con bastante más cariño, porque ya no queda ningún equipo grande, porque el camino se le despejó de cucos y porque está a tres partidos de defender el título que le ganó en la final a Central. Enfrente estará Atlanta, un equipo que está dos categorías por debajo pero que (como siemprepasa con los rivales de River en esta competencia) se juega el partido de su vida para hacer historia grande. Para River será otro cruce, el 37° desde que MG se puso el buzo: en promedio dirigió un mano a mano cada 31 días.

Y Gallardo, que aunque nunca haya ganado un torneo local como DT de River ve que en la Superliga la etapa de definiciones ni se advierte en el horizonte, pondrá lo mejor que tiene esta noche para asegurar la bocha en la Copa Argentina. Y para preparar, a seis días, al equipo que se jugará absolutamente todo frente a Lanús con la cabeza puesta en llegar a otra final de América. Y es que no hay con qué darle: el torneo, para el Muñeco, son las Copas.

 

fuente: ole.com

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES