martes 17 de octubre de 2017 - Edición Nº1969
Noticias de la Aldea » MUNDO INMOBILIARIO » 19 sep

proyecto inmobiliario polemico

Vecinos y socios de un club se oponen a la construcción de torres en La Boca

La institución, que tiene 100 años en la zona, perdería parte de las tierras que ahora le alquila al Estado.


Por:
NdLA

En sus casi cien años de existencia, el Darling Tennis Club, un secreto bien guardado entre los límites de La Boca y Puerto Madero, logró desviar el curso de la avenida Martín García, y también torció la traza de uno de los accesos a la autopista Buenos Aires-La Plata. Es que en los planos originales y con diferentes fechas de construcción, estaba previsto que ambos caminos atravesaran ese espacio que hoy comparten 750 socios y del que, por tercera vez en su historia, una buena parte corre peligro.

 

La entidad deportiva y social que se autofinancia, tiene acceso por Brasil 50, y es vecina de un predio de tres hectáreas en el que está previsto un nuevo desarrollo inmobiliario, con la anuencia de la Legislatura porteña. Hasta ahí, el mayor conflicto sería, a futuro, tener que lidiar con la sombra de los edificios sobre las canchas, algo que bien vale subrayar, afectaría severamente su calidad.

 

Pero el asunto es mucho más complejo y angustiante para directivos y socios, ya que unos 800 metros de esas tres hectáreas hoy están ocupados, de forma legal y alquiler de por medio, por el Darling. "Por 1977 ese terreno era un baldío. Entonces nosotros hablamos con la gente de Puertos, a quien pertenece la tierra -hoy englobada en la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE)- , y les ofrecimos alquilarlo y ponerlo en valor", cuenta Daniel Calabrese, presidente desde 2015 y socio desde que tiene memoria.

 

Ese pacto comercial se mantiene hasta ahora, con un alquiler mensual de 1.200 dólares, aunque de avanzar la ley de rezonificación de esas tierras en la Legislatura, y convalidarse un acuerdo de transferencia firmado entre la AABE y el Gobierno porteño, podría rescindirse.

En esa parte del club funciona el centro de alto rendimiento, el gimnasio, canchas de fútbol, un espacio para tomar sol y el estacionamiento, un servicio imprescindible en una zona donde dejar al auto en la calle no es opción. Además, el 20% de los árboles que forestan el lugar (320 en total) están plantados en ese sector. Son eucaliptos, cedros, álamos y un roble tan antiguo como la institución.

"Lo que queremos es que respeten la ley nacional 27.098 de promoción de clubes de barrio y pueblo, que en su artículo 18 exige expresamente que se asegure el derecho a la propiedad para aquellos que tengan sus sedes construidas sobre terrenos fiscales. Es una normativa que creemos los legisladores desconocían al momento de tratar la rezonificiación. Porque una ley de la Ciudad no puede ir contra una nacional", explica Calabrese.

En el Darling trabajan 22 personas, y casi la mitad lo hace sobre el terreno en conflicto. También ahí se concentra el grueso de las actividades deportivas para los socios más jóvenes.

"Somos unos diez, y los chicos son con los que más trabajamos. Además, el lugar más cercano para entrenar a este nivel lo tenés a seis kilómetros. Después está el impacto ambiental, levantan edificios y las canchas te quedan sin luz y se llenan de viento. Y los pibes que no son socios y el club les permite venir a entrenar, ¿a dónde van?", encadenan Cinthia Conti, Natalia Grisolia y Luciano Cabeiro, directora y entrenadores del centro de alto rendimiento.

"Este es un lugar de encuentro en medio de la Ciudad, un espacio donde se preserva la tradición, que ahora está amenazada por un interés capitalista", dijo Humberto Morgan, socio hace 37 años. "Si se pierde ese espacio, el club también va a perder muchos socios, sobre todo chicos que no van a tener donde estar", sumó Pascual de Genaro, socio hace 28 años.

En los próximos días la Comisión Directiva del club presentará ante la AABE un informe señalando la ley que los protege, y solicitando la titularidad del terreno, ya sea por cesión o por venta, para incorporarlo al patrimonio físico de la institución.

Mientras, transitan este mal trago con una ocupación mucho más gratificante: los preparativos para el centenario, en abril de 2018.

 

fuente: clarin.com

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES