sábado 19 de agosto de 2017 - Edición Nº1911
Noticias de la Aldea » INFORMACIÓN GENERAL » 12 ago

Internacional

Trump está "listo para el combate" con Corea del Norte

El presidente estadounidense ultimó a Pyongyang con una respuesta militar si ataca su territorio. Para Kim Jong-un, el republicano es un “fanático atroz de la guerra nuclear”.


Por:
Redacción NdLA

Los misiles verbales entre Estados Unidos y Corea del Norte amenazaron ayer con corporizar los horrores de la guerra, cuando el presidente Donald Trump anunció que su país estaba “listo para el combate” contra Pyongyang, que responsabilizó a la Casa Blanca por poner a la península coreana “al borde” de un conflicto nuclear.

“Las soluciones militares están completamente preparadas, listas para el combate, por si Corea del Norte actúa de forma imprudente. Espero que Kim Jong-un encuentre otro camino”, escribió el republicano en su cuenta de Twitter. El mandatario utilizó la expresión “locked and loaded”, que en inglés se refiere a una pistola cargada y preparada para ser disparada, para describir los preparativos del Pentágono

La reciente declaración fue un paso más en la singular escalada retórica de esta semana entre Washington y Pyongyang. De vacaciones en su club de golf en Nueva Jersey, el magnate inmobiliario evitó apaciguar los ánimos. Primero amenazó a Corea del Norte con “furia y fuego”, luego se jactó del poderío nuclear estadounidense y el jueves dijo que su declaración “quizá no fue lo suficientemente dura”.

Sin embargo, el secretario de Defensa, Jim Mattis, advirtió que una guerra con Corea del Norte sería “catastrófica” y prefirió una solución diplomática. Interrogado sobre una posible opción militar, el vocero del Pentágono, coronel Rob Manning, declaró ayer: “Mantenemos un alto estado de preparación para lidiar con la amenaza norcoreana junto con nuestros aliados y socios en la región”.

“Hay planes militares para prácticamente cualquier crisis que podamos afrontar en el mundo. Esos planes se actualizan continuamente, según se necesita, y proporcionan opciones al presidente”, dijo otro funcionario de la Casa Blanca a la cadena CNN.

Reacción. Corea del Norte realizó en julio dos pruebas de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y amenazó esta semana con atacar Guam, una isla en el Pacífico controlada por Estados Unidos, que cuenta allí con estratégicas bases militares. “Trump está llevando la situación en la península coreana al borde de una guerra nuclear”, señaló ayer Pyongyang. 

“Estados Unidos es, de hecho, el cerebro de la amenaza nuclear, el atroz fanático de la guerra nuclear”, agregó un oficial del ejército, Ri Chol Ui, a través de la agencia oficial KCNA, al tiempo que amenazó con atacar el territorio continental norteamericano.

Compadritos. Bill Richardson, ex embajador estadounidense en la ONU, consideró ayer que la crisis está “cerca” de llegar a un punto de no retorno. “Los dos líderes parece que quieren ‘dárselas de machos’ y eso no ayuda en nada porque impide intentar buscar una salida diplomática”, dijo a la AFP. “Mi única esperanza es que los chinos estén discretamente trabajando este asunto con los norcoreanos”, agregó.

Jeffrey Lewis, director del Programa de No Proliferación para el Este Asiático del Centro James Martin, consideró que sólo hay una manera de resolver la crisis: dialogar con los norcoreanos. “Las otras opciones son terribles. No hay una opción militar confiable. Corea del Norte tiene una cifra inestimada de misiles nucleares desplegados, tal vez sesenta, incluyendo algunos que podrían llegar a Estados Unidos. ¿Creen realmente que podríamos neutralizarlos a todos? ¿Que ni uno solo de ellos podría impactar en Seúl, Tokio o Nueva York”?”, escribió en el último número de Foreign Policy.

Más allá de las capacidades nucleares norcoreanas –cuyo alcance real aún es un misterio–, el peligro se agiganta por la personalidad de los dos líderes en pugna. Trump y Kim Jong-un se enzarzaron en una disputa que tiene a Asia y al resto del mundo en vilo, ante la posibilidad de que un error de cálculo o una demostración de fuerza malinterpretada desate un nuevo Hiroshima y Nagasaki.

También le advirtió a Venezuela

Donald Trump afirmó ayer que no descarta “una posible opción militar” en Venezuela, azotada por una grave crisis política y económica, que motivó protestas en las que murieron más de cien personas. “Venezuela es un desastre, un desastre muy peligroso. Tenemos muchas opciones para Venezuela. Por cierto, no voy a descartar una opción militar”, expresó en declaraciones a los medios de comunicación desde su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, donde se encuentra de vacaciones.

La amenaza fue pronunciada tras una reunión con el secretario de Estado, Rex Tillerson; el asesor de seguridad nacional, H. R. McMaster; y la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley. La Casa Blanca sancionó a Maduro y otros líderes chavistas.

 

Fuente:Perfil

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES