miércoles 20 de septiembre de 2017 - Edición Nº1942
Noticias de la Aldea » INFORMACIÓN GENERAL » 18 abr

Astronomía

El asteroide 2014JO25, ya esta muy cerca de la tierra

El objeto, que mide 650 metros de diámetro, pasará a 4,6 veces la distancia a la Luna, y rozara la tierra el 19 de abril proximo


Por:
Redacción NdLA

Un asteroide de 650 metros de diámetro bautizado como 2014 JO25 pasará este miércoles por las cercanías de la Tierra con un momento máximo de aproximación a las 14.24, en horario de la España peninsular. Pasará concretamente a 1,8 millones de kilómetros, una distancia que parece enorme -equivale a 4,6 veces la distancia Tierra-Luna-, pero que en términos astronómicos es una minucia. De hecho, es el asteroide de gran tamaño que más se acerca a la Tierra en los últimos 13 años. Fue descubierto en mayo del 2014 gracias al programa de observación Catalina Sky Survey, de la Universidad de Arizona.

¿Cuáles son las características del asteroide JO25?

El análisis del albedo, es decir, de cómo el asteroide refleja la luz del sol, ha permitido estimar un diámetro de 650 metros, explica Josep Maria Trigo, investigador del Institut de Ciències de l'Espai (IEEC-CSIC), de Barcelona. El espectro de la luz reflejada informa también sobre los materiales que lo componen. Sin embargo, de momento este análisis aún no está publicado en las webs de información oficiales. Poco más se puede saber con observaciones a gran distancia.

¿Hay riesgo en el tránsito de hoy?

"Los cálculos excluyen que en este tránsito se pueda producir un impacto. Además, a corto y medio término las probabilidades son muy pequeñas", prosigue Trigo. De hecho, "se prevé que en los próximos tránsitos se aleje aún más de la Tierra". El próximo tránsito está previsto para dentro de 1.085 días (menos de tres años). Eso sí, aunque no impactará con la Tierra, sus dimensiones y su cercanía inferior a los 7,5 millones de kilómetros han llevado catalogarlo como objeto potencialmente peligroso.

¿Se podrá observar?

Los aficionados están preparados para intentar captar el objeto en su paso más cercano a la Tierra, pero parece poco factible para telescopios domésticos, considera Montse Campàs, del Observatorio Montcabrer, en Cabrils (Maresme). No solo es poco brillante -se espera una magnitud de 10,7 en horario nocturno de observación (noche del miércoles al jueves)-, sino que se moverá muy rápido, por lo que se necesitará un telescopio robotizado con un espejo de más de 15 centímetros de diámetro.

¿De dónde vienen los asteroides?

Los asteroides son un conglomerado de 'escombros' de materia primordial que no llegaron a cristalizar en forma de planeta, así como también restos de colisiones entre cuerpos de mayor tamaño. "El 90% de los objetos en órbitas próximas a la Tierra surgen del cinturón principal situado entre Marte y Júpiter", explica Trigo. Entre los otros, hay fragmentos de grandes cometas: el asteroide Gran Calabaza, que se acercó peligrosamente a la Tierra en 2015, pertenecía probablemente a esta clase, según Trigo.

¿Qué debe ocurrir para que se produzca una colisión?

Cuando algunos asteroides caen en ciertas órbitas del cinturón principal su movimiento es perturbado por el impulso gravitacional de los planetas a los que se acercan. En este caso, pueden cruzar su trayectoria con la de un planeta, como por ejemplo la Tierra. "Los asteroides pueden cambiar sus órbitas muy rápidamente, dado que sufren perturbaciones asociadas a la absorción y emisión de la luz del Sol, que suele modificar sus órbitas", explica Trigo. Así, un objeto podría pasar muchas veces cerca de la Tierra antes de alcanzar una ruta de colisión directa con ella.

¿Hay antecedentes de asteroides destructores?

En tiempos históricos, el caso más conocido es el llamado Evento de Tunguska, un bólido de 80 metros de diámetro que en año 1908 explotó poco antes de caer sobre una región despoblada de Siberia. Destruyó prácticamente todo lo que había en un área de 2.000 kilómetros cuadrados, tanto como toda la provincia de Guipúzcoa. Más recientemente, un asteroide de 18 metros de diámetro explotó también poco antes de impactar con el suelo, a la altura de la ciudad rusa de Cheliabink. Causó 1.000 heridos, la mayoría por cortes con vidrios de ventanas que se rompieron por la onda expansiva. Por supuesto, hace unos 67 millones de años, un gran asteroide, probablemente de unos 10 kilómetros, cayó sobre las costas de la actual península del Yucatán y ocasionó un desastre planetario que acabó con el 60% de las especies animales existentes, incluidos los dinosaurios.

¿Cómo se puede prevenir el peligro de los asteroides?

Por regla general, los grandes asteroides destructores que se encuentran en el cinturón principal son conocidos y se podría predecir su llegada a la Tierra con gran antelación, explica Joan Pau Sánchez Cuartielles, especialista de la Cranfield University, en Londres. No sucede lo mismo con los más pequeños, muchos de los cuales alcanzan la atmósfera terrestre y se desintegran sin dejar rastro. Los de tamaño medio -de más de 10 metros, ya con un cierto peligro- son el gran reto. "La mayoría ni se conocen", añade Sánchez Cuartielles. "Es preocupante que tan solo podamos observar estos asteroides con pocas semanas de antelación -alerta Trigo-. El peligro está bien cuantificado: hay cálculos que demuestran que cada siglo o pocos siglos puede ocurrir algo como Tunguska". 

¿Se podría destruir o desviar un asteroide peligroso?

"Hasta que no haya una misión que desvíe un asteroide, solo podremos especular sobre si podemos hacerlo o no -considera Sánchez Cuartielles-. En mi opinión, sí que tenemos la capacidad de desviar asteroides, si realmente hubiese esa necesidad". Hay varias propuestas, incluyendo el envío de una nave para que efectúe un bombardero cinético (sin explosión) o de plasma. "La cuestión principal -añade el investigador de la Cranfield University- es detectar estos asteroides con suficiente antelación, ya que el tiempo entre el descubrimiento del asteroide y el impacto es un factor clave para poder desviarlo. Eso sí, para los asteroides pequeños que solo se pueden detectar con días u horas de antelación, del tipo Cheliabinsk, la única posibilidad sería intentar precisar el lugar del impacto y evacuar la zona, estima Sánchez Cuartielles.

¿Estamos preparados ante este riesgo?

Mientras Trump ha recortado la prevención de los impactos de asteroides, "tampoco está en una situación muy buena" -dice Trigo- la Asteroid Impact Mission de la Agencia Espacial Europea. Actualmente, los investigadores implicados están impulsando una versión reducida del proyecto, que pretende explorar la viabilidad de lanzar proyectiles contra los asteroides peligrosos.

Estaremos frente a lo que seria en un futuro el fin del planeta?

 

Fuente: La Nasa / Ciencia Plus

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES