martes 23 de mayo de 2017 - Edición Nº1822
Noticias de la Aldea » INFORMACIÓN GENERAL » 20 mar

Las cosas que hacemos mal en el sexo

Sí, tú también haces cosas mal, ¿qué te creías?


Por:
Redacción NdLA

Todos hemos cometido errores en el sexo. Lo cierto es que con los años deberíamos ir mejorando, pero algunos no conocen el peligro que pueden correr realizando ciertas prácticas sexuales o directamente no han querido probar cosas nuevas y se han quedado en el misionero de toda la vida.

Lo que ocurre es que en pleno siglo XXI todavía el sexo es un tema tabú, hay muchos problemas de comunicación, y sobre todo de falta de información. En España hay numerosos colegios religiosos en los que no existe ningún tipo de educación sexual. E incluso en los colegios que no son religiosos la educación sexual es muy escasa. Por eso se cometen tantos errores en el sexo.

Sexo tabú

También por culpa de que sea un tema tabú las parejas no hablan entre sí sobre el sexo. Lo practican como si fuera algo que “deben hacer” en vez de algo que les “apetece hacer”. De hecho, muchas mujeres siguen convencidas de que tienen que satisfacer a sus parejas. Y no es así, en el sexo deben disfrutar los dos y para ello hace falta comunicación. El sexo femenino debe ver la luz y que el mundo se entere de cómo se satisface a una mujer.

Hace falta que en el cine, la televisión, los libros e incluso la política se tenga en cuenta la educación sexual. ¿Cuántas veces habéis visto en una película ponerse un preservativo? ¿Cuántas veces habéis oído hablar del clítoris? El sexo también es un tema social que debe tratarse públicamente y dejar de una vez por todas de ser un tema tabú.

Por ello, os vamos a mostrar cosas muy diversas que la mayoría hacen mal en el sexo.

  1. Falta de comunicación. La mayoría de parejas evitan hablar en el sexo. No solo durante, que es más fácil señalar qué es lo que más te gusta. Antes o después tampoco mantienen conversaciones sexuales. Es muy importante compartir este tipo de información para tener una vida sexual en plenitud. Además de mejorar en el sexo, mejorará tu vida en pareja. Piensa que cuantos más orgasmos, más felices.
  2. Dejar de pensar que el sexo es la penetración. Hay muchas formas de llegar al orgasmo sin llegar a la penetración. Hay muchas personas a las que les encanta, pero otras prefieren terminar de otras maneras, con sexo oral, manual o de mil formas que ni te i
  3. No dejar espacio a los preliminares. No son solo importantes para la mujer, como algunos creen. Muchos (poco sabios) cuentan que los preliminares son solo para excitar a la chica y que así tenga más ganas de que se la metan. Es completamente mentira, el hombre también disfruta mucho de los preliminares y a él también le entran más ganas de correrse mientras los realiza.
  4. Introducir el pene sin que la mujer esté lubricada. Ambos podéis haceros daño en vuestro genitales, a la mujer crearla rozaduras e incluso sangre en las paredes de su sexo y al hombre incluso romperse el frenillo del glande. Y ambas cosas son muy dolorosas. Si en algún momento a tu pareja le cuesta estar “mojada”, siempre podéis utilizar lubricantes para mejorar vuestras relaciones. 
  5. Echar la culpa al otro del problema; algo muy común entre las parejas y que puede terminar en un problema grave. Jamás eches la culpa de un problema sexual a tu pareja, ya que seguramente lo habrá hecho sin querer. Los hombres pueden tener problemas con la erección o a la hora de correrse y nadie tiene la culpa. Son cosas que hablándolas y con confianza mejoran con el tiempo. Echar la culpa solo va a conseguir que empeore la situación. Por otro lado, los hombres culpan muchas veces a las mujeres de que no tengan orgasmos, y lo que hay que hacer es investigar y preguntarla cómo hacer para que los sientan. Los orgasmos de las mujeres son muy psicológicos, por tanto, cuanto más presiones, más complicados.
  6. No probar cosas nuevas y caer en la monotonía. Lo cierto es que en los comienzos las parejas suelen tener más relaciones sexuales para ir acomodándose con el tiempo. Si consigues tener confianza con tu pareja, probar cosas nuevas, introducir juguetes sexuales o cumplir las fantasías del otro, nunca os aburriréis en la cama. Además, siempre intentad buscar hueco para estar solos, aunque las responsabilidades no acompañen. Es primordial que tengáis vuestro espacio para el sexo.
  7. Por último, EL ERROR MÁS IMPORTANTE (sí, con mayúsculas) y que tiene peores consecuencias es la falta de conciencia respecto al uso del preservativo. SIEMPRE hay que utilizar preservativo, no solo si no quieres tener hijos. Es decir, hay que utilizarlo no como fin para no tener un embarazo, sino también por todas las Enfermedades de Transmisión Sexual que te pueden contagiar -algunas que son incurables como el SIDA-. La sociedad no está NADA concienciada con este tema y los jóvenes todavía menos. Aunque tu pareja sexual tome la píldora, utilice el anillo vaginal o cualquier otro tipo de contraconceptivo, utiliza el preservativo, porque no sabes con qué otras personas se ha estado acostando. Solo fíate cuando veas un informe médico de que esa persona está limpia de cualquier ETS. ¿Está claro? No vale ni la puntita, ni un par de metidas y la saco, y mucho menos la marcha atrás. Con todo eso puedes contraer una ETS igual. ¡CONCIÉNCIATE YA!
  8. Fuente:Buhomag

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES