jueves 23 de marzo de 2017 - Edición Nº1761
Noticias de la Aldea » INFORMACIÓN GENERAL » 19 ago 2015

Los problemas de la Confitería del Molino

A pesar de que fue expropiada y luego aprobada su restauración, el proceso se encuentra demorado. El tiempo pasa y la fachada comienza a caerse, alarmando a los vecinos y comerciantes de la zona.


Por:
Redacción NdeLA

Avenida Rivadavia y Callao, una esquina emblemática. Allí se encuentra ubicada la Confitería del Molino, considerada como un monumento histórico de la Argentina. Si bien fue recuperada en el año 2014, luego de que una ley nacional apruebe su expropiación y así poder crear un centro cultural con panadería y confitería, el proceso se encuentra demorado. Sus puertas fueron cerradas hace veinte años, y su estructura da cuenta de ello, por lo que comenzó a desprenderse.

En total son seis pisos en muy mal estado. Los vecinos, se quejan a diario porque en todo momento caen algunas partes de la mampostería. Si bien hay una media sombra que intenta cubrir las partes que se desprenden, desde la calle se pueden ver los trozos de vidrios rotos. Según los expertos, las aspas de molino y la marquesina son sumamente peligrosas para los peatones.

Uno de los principales conflictos que atraviesa el inmueble, es el juicio de sucesión que arrastra desde hace años. Dicha situación pone en duda quienes son los responsables de velar por su mantenimiento. Para algunos, el gobierno porteño debe controlar el estado de la fachada, aunque el inmueble todavía es propiedad privada y pertenece a la “Manzana Legislativa” del Congreso. Además, según los vecinos, algunos departamentos ya fueron usurpados y las puertas están cerradas con chapas.

La “Confitería del Molino” fue fundada en 1917 y acunó a importantes políticos, artistas e intelectuales. En sus mejores épocas, durante la década del 80, la gente hacía largas colas para poder comprar en el lugar. Diez años después del éxito, llegaría la crisis. Sin embargo, para muchos el espacio debe ser recuperado lo más rápido posible para poder conservar algunas partes de su actual estructura, ya que la construcción es de un gran valor patrimonial por ser el primer edificio premoldeado de Buenos Aires.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES