martes 20 de abril de 2021 - Edición Nº3250
Noticias de la Aldea » INFORMACIÓN GENERAL » 28 mar

Actualidad

Coronavirus en la Argentina: desde este lunes se reprogramarán todos los vuelos internacionales

La medida se da en el marco de las nuevas restricciones para el ingreso al país, con el objetivo de cumplir con los protocolos indicados por el Gobierno


Por:
NdLA

En el marco de las nuevas restricciones del Gobierno para el ingreso de personas a la Argentina, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) decidió que a partir del lunes se reprogramarán todos los vuelos internaciones autorizados.

A través de un comunicado al que pudo acceder Infobae, el organismo les informó a las aerolíneas que desde el próximo 29 de marzo los servicios de conexión con el exterior serán reordenados para que lleguen en “los mismos días pautados, pero en diferentes horarios”.

Según precisó la ANAC, esta medida se toma con el objetivo “de establecer una separación entre los arribos, que permita el adecuado cumplimiento de los nuevos protocolos sanitarios”.

En este sentido, se remarcó que estas modificaciones apuntan “exclusivamente a generar una distancia” de “alrededor de ciento veinte minutos” entre cada uno de los vuelos que ya estaban programados.

Además, la autoridad de aviación civil aseguró que “no existe un cambio de fase ni ninguna otra medida adicional” a las ya anunciadas por el Gobierno, algunas de las cuales ya comenzarán a regir ese mismo lunes.


De acuerdo con la Decisión Administrativa 268/2021, publicada el viernes pasado en el Boletín Oficial, a partir de ese día la Argentina ya no recibirá vuelos procedentes de Brasil, Chile y México, los países de la región con mayor riesgo epidemiológico.

La normativa detalló que, desde esa fecha, solo se permitirá el arribo de los aviones “necesarios para el regreso de las personas nacionales y extranjeras residentes que se encuentren en los destinos indicados”.

Sin embargo, se aclaró que será el Ministerio de Transporte el que definirá la forma en la que regresarán, aunque se adelantó que será de manera “gradual” y “según las capacidades operativas de los pasos internacionales habilitados”.

La decisión de suspender los viajes desde Brasil y Chile es porque son países vecinos que tienen una alta circulación comunitaria de la cepa Manaos, mientras que en el caso de México se debe a que muchos argentinos regresaron contagiados de ese destino en las últimas semanas, aunque no de esta misma cepa.

De esta manera, a lo largo del sábado y durante todo este domingo, podrán aterrizar los últimos vuelos regulares provenientes de esos lugares: se calculaba que iban a ser unos 1060 pasajeros los que ingresaran al territorio nacional mediante esos servicios.

Por otro lado, desde el sábado, todas las personas que entren al país deberán cumplir, además de todos los protocolos que ya se encontraban vigentes desde que se decretó la emergencia sanitaria por el COVID-19, una serie de medidas adicionales para extremar los cuidados.

Entre otras cuestiones, los pasajeros que lleguen desde el exterior estarán obligados a someterse a dos “pruebas para SARS-CoV-2″, una “al arribo al país y otra al séptimo día del ingreso”, y además tendrán que hacerse cargo del “costo de ambas”.

Quienes resulten negativo en el primero de esos tests van a tener que cumplir un aislamiento “por el término de 7 días desde la toma de la muestra”, pero podrán hacerlo “en los respectivos domicilios denunciados a tal fin en su declaración jurada de ingreso al país”.

Por el contrario, a quienes den positivo se les exigirá la realización “a continuación” de un PCR “para su secuenciación genómica, según indicación del Laboratorio Nacional de Referencia.

Asimismo, tanto esta persona como sus “contactos estrechos” serán derivados para “cumplir el aislamiento en los lugares dispuestos por las autoridades nacionales correspondientes y destinados a tal fin, hasta tanto se efectúe el traslado seguro hasta su localidad de residencia, si correspondiera”. La estadía en estos sitios también estará a cargo del ciudadano argentino o extranjero residente que ingresa al país.

Según trascendió, si se detecta que el infectado en cuestión se contagió el virus que pertenece a la cepa de Manaos o a la del Reino Unido, deberá completar la cuarentena en un hotel, mientras que si, por el contrario, se trata de alguna de las variantes que ya tienen circulación comunitaria en la Argentina, podrá hacerlo en su casa.

En caso de que el pasajero dé negativo en la primera prueba de detección del coronavirus, pero resulte ser positivo cuando se le realiza la segunda, a los 7 días de haber llegado, será responsable de pagar el testeo de secuenciación genómica, mientras que el Gobierno hará un “inmediato rastreo de los contactos estrechos de ese viajero o esa viajera”.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES