martes 29 de septiembre de 2020 - Edición Nº3047
Noticias de la Aldea » INFORMACIÓN GENERAL » 2 sep

Buenos Aires

Pandemia recrudeció crisis por toma de tierras en distintos puntos de la provincia

Intendentes piden al gobernador Axel Kicillof que intervenga para evitar avance de esta modalidad. Su ministro de Seguridad dijo que "irán presos" los responsables


Por:
NdLA

 

No se trata de un tema nuevo. La usurpación de terrenos es un episodio recurrente desde hace varios años en la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, esta modalidad creció en los últimos meses bajo el marco de la pandemia.

Pese a que este lunes la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, había manifestado que la toma de terrenos no era un tema relacionado a su cartera, Sergio Berni volvió a mostrar un contrapunto de tenor con su par al afirmar que “los vivos que tomen tierras irán presos”.

Se trata de un nuevo cortocircuito en los criterios de los ministros, quienes ya dejaron a la vista en otras oportunidades sus diferencias de interpretación.

La toma de tierras a nivel provincial recuperó su lugar en la agenda política luego del conflicto que todavía late en Villa Mascardi (ver aparte). Y esta semana volvió a llamar la atención de algunos dirigentes de la oposición quienes a través de sus redes sociales le pidieron al gobernador Axel Kicillof que tome cartas en el asunto.“Hay muchos que lotean, venden a $5 mil y después los sacan a las patadas para venderles a otros por 20 mil un terreno”, asegura un funcionario de un municipio opositor, que apuntó a diferentes movimientos sociales y grupos de barras bravas cercanos al Gobierno.

“Parece que los intendentes de Cambiemos se enteraron todos juntos y al mismo tiempo de que en la Provincia existe la problemática de la toma de tierras. ¿Dónde estaban entre 2015 y 2019? El gobernador asumió en tierra arrasada”, refutó un intendente del Frente de Todos.

Lo cierto es que hubo diferentes casos. El más conocido ocurrió hace unas semanas en Villa Numancia, en Guernica (Presidente Perón), donde unas 2 mil familias ocuparon 15 hectáreas de un predio de más de 100 que se encuentra en construcción para la conformación de cinco barrios privados. No fue el único en el Gran Buenos Aires.

En Florencio Varela, alrededor de 300 personas intentaron tomar tierras en un predio en calle Paysandú entre Holmberg y 635 A. La Policía intervino para evitar la usurpación y hubo incidentes, pero finalmente fueron desalojados.

En San Fernando, el intendente Juan Andreotti ayer se refirió a la ocupación del predio de Trenes Argentinos que llevan adelante 20 familias desde hace ocho días. “La Justicia no puede ser pasiva ante este tipo de hechos que son ilegales y alteran el normal funcionamiento de los trenes. Junto a los vecinos estamos preocupados y reclamando para que se actúe en consecuencia”.

Moreno no quedó ajeno a esta situación. Desde el inicio de la gestión de Mariel Fernández fueron repelidos cerca de 150 intentos de tomas y prácticamente no se consolidaron nuevas usurpaciones. “Durante la pandemia, si bien están prohibidos los desalojos, se avanza en censos de la población que están en los terrenos usurpados, según lo establece el protocolo de la Corte provincial”, aseguran desde el distrito del oeste.

En este sentido, el diputado provincial de Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky, presentó un proyecto “aclaratorio” sobre la ley que impide desalojos. “La suspensión que se decretó no era aplicable a causas iniciadas por nuevas tomas o usurpaciones”, le dice el legislador a Ámbito. Y agrega que “queremos declarar la emergencia por las usurpaciones y suspender algunas normas aprobadas de hace dos años para acelerar los desalojos porque se consolida la situación”.

Donde también se mantienen focos abiertos es en La Plata. El municipio ya relevó 40 temas en lo que va del año de las cuales hoy sólo quedan tres: en Planeadores, Villa Elisa y el Rincón. La primera es la más poblada con más de 500 familias. En diálogo con este medio, Oscar Negrelli, secretario de Coordinación platense, asegura que “las tomas de tierras se meten entre lo político y lo delictivo. A veces la política va atrás en vez de ir adelante. Los casos están más relacionados al delito que a un derecho vulnerado derivado de déficit habitacional”.

Fuente: Ambito - Bruno Lázzaro

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES